Bienestar / Oferta formativa

BENEFICIOS DE CAPACITAR

07/12/2021

Etiquetas:

*Por Ezequiel Dominguez, Lic. en Relaciones laborales y especialista en RSE y en factores de riesgos psicosociales.

Desde mi experiencia en RRHH, en muchas organizaciones, escuché comentarios o una especie de resistencia a capacitar al personal: “es una pérdida de tiempo” “No sirve para nada” “Me frenás la producción” “lo hago porque la normativa me obliga”.

Pero ¿dónde quedó el valor del conocimiento? No debemos olvidar que capacitar al personal es un proceso de transformar la información en conocimiento y se traduce en una mejora en la realización y ejecución de tareas del puesto de trabajo e incorporación y desarrollo de habilidades y competencias, como también, cambios de actitud.

Pero ¿por qué es necesario capacitar al personal? Y ¿cuáles son las problemáticas instaladas al momento de invertir en capacitaciones?

Los inconvenientes que enfrentan los responsables del programa de capacitaciones en las empresas

En la actualidad, existen distintas modalidades, alcances y tiempos de capacitación, y desde el año pasado, producto de la pandemia se instauró con mayor fuerza, las modalidades de capacitación en línea, por medio de plataformas virtuales y cursos web, haciendo que la formación y el desarrollo de los trabajadores no se vea obstaculizado. Sin embargo, aún existen resistencias para establecer un plan formativo determinado.

Una de las problemáticas principales al momento de llevar a cabo las capacitaciones es la locación y el tiempo destinado a las mismas. Comentarios como “no creemos que sea importante para el personal”, “no producen ningún efecto en la compañía”, “es una pérdida de tiempo” son habituales en este ámbito; y cuando, en ocasiones acceden a las actividades, es normal que se solicite acortar los tiempos, sin tener en cuenta que esto afecta al alcance de los objetivos pedagógicos.

Es importante trabajar con los líderes acerca de los beneficios en la implementación de planes de seguridad e higiene en una empresa, por medio de actividades formativas. Son los lideres quienes deben ser promotores de ambientes sanos y saludables, y de contagiar una cultura preventiva, pero fundamentalmente es necesario transmitir que esto no es solo responsabilidad del servicio de higiene y seguridad, sino de cada miembro de la organización.

Los beneficios de la capacitación:

  • Provoca un aumento de la productividad, rentabilidad y la calidad de trabajo.
  • Mejora la relación con el cliente.
  • Mejora la imagen de la organización, reconociéndola como una empresa saludable, además de retener y atraer personal calificado.
  • Incorpora y desarrolla habilidades técnicas, en líderes y subordinados
  • Mejora y desarrolla habilidades blandas, es decir, contribuye en la resolución de conflictos, el trabajo en equipo, en el liderazgo positivos, en vínculos sanos y de respeto, en la comunicación asertiva
  • Se cuenta con personal preparado para enfrentar distintas situaciones.
  • Proporciona una buena atmósfera para el aprendizaje y desarrollo continuo
  • Implemente y contribuye una cultura preventiva, espacios y puestos saludables de trabajo y una sensación de seguridad en el personal.
  • Contribuye en prevenir accidentes laborales y aumentar el nivel de bienestar biopsicosocial.

Los beneficios de la capacitación y su relación con los accidentes laborales.

  • Tener personal capacitado y concientizado en seguridad y salud, reduce los índices en las bajas de personal. Un trabajador capacitado, es un trabajador calificado para realizar prácticas seguras en sus labores cotidianos y para detectar potenciales riesgos, que no solamente protege su integridad física y psíquica, sino de todas las personas alrededor.  Esto se verá reflejado en la disminución en la cantidad de accidentes laborales, en consecuencia, una disminución en los indicadores de ausentismos por dicha contingencia.
  • La ausencia del trabajador accidentado, a simple vista, no se reduce solo a la ausencia de dicho individuo en su puesto de trabajo. Esto conlleva otras consecuencias que no se suelen tener en cuenta, como por ejemplo el aumento de horas extras para cubrir esa falta o alcanzar la producción prevista, lo cual se traduce en gasto.
  • En otras ocasiones, cuando la ausencia es muy prolongada, se incurre a la contratación de personal adicional para cubrir el/los puestos de los trabajadores accidentado/s, incrementado así los costos de producción, los tiempos selección, de capacitación y formación, y los tiempos de adaptación del trabajador para alcanzar los estándares de trabajo requeridos por la empresa.
  • En caso de que no se tomen ninguna de las dos medidas mencionadas en los párrafos anteriores, el equipo de trabajo del personal accidentado se verá presionado y con una mayor carga de trabajo lo que, en consecuencia, genera un ambiente propicio para que ocurra otra contingencia.
  • Una vez solucionada la cobertura del puesto de trabajo, hay que tener en cuenta otros costos: gastos de materiales de primeros auxilios, traslados, horas invertidas en la investigación del accidente, horas pagas no cubiertas por la aseguradora de riesgos, la contratación de personal externo u hora de personal interno para la reparación de los daños materiales, daños a terceros (empleados, clientes, proveedores, etc) producto del siniestro ocurrido, etc.

Esto conlleva diferencias sustanciales entre la producción prevista vs la producción real. También representa un problema para las empresas el hecho que registren una elevada frecuencia de accidentes, ya que corren el riesgo de ingresar, de acuerdo la legislación vigente, al listado dictaminado por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (S.R.T.), dentro de las Empresas con alta siniestralidad.

En un accidente laboral por falta de capacitación, existen detrás cuestiones que no se observan fácilmente, pero como hemos mencionado, afectan a nivel general a la organización.

La capacitación y las actividades formativas son un excelente recurso para disminuir los índices de siniestralidad, pero para ello, es necesario el compromiso de cada uno de los distintos niveles que integran la organización.

Es necesario entender que las capacitaciones no son un costo innecesario: hay que tomarlas como un retorno de inversión muy alto que contribuye a el bienestar psicofísico de los trabajadores y trabajadoras, la productividad de la compañía y la implementación de una cultura preventiva.

Provincia ART ofrece diferentes modalidades de capacitaciones para sus clientes. Para conocer la oferta formativa de este mes hace clic acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.