Empresa saludable

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

04/01/2022

Etiquetas: , , ,

*Por Ezequiel Dominguez, Lic. en RRLL, especialista en RSE y factores de riesgo psicosociales en el trabajo. Instructor de meditación.

Beneficios de las técnicas de relajación y el desafío de incorporarlas a nuestra cotidianeidad

Luego de un mes con muchas reuniones familiares, encuentros con amigos, festejos por navidad y fin de año, cierre anual de las empresas, actos de fin de año de las escuelas de los niños y fin de cursadas de universidades, termina diciembre y nos deja un gran monto estrés, malestar y sensación de cansancio producto de muchas obligaciones, responsabilidades y exigencias.

Sin embargo, comienza el año y enero se caracteriza por el receso de muchas actividades como las educativas, judiciales, entre otras. Es el periodo vacacional por excelencia, junto a febrero, elegido por los trabajadores, también algunos comienzan a planificar el año, a terminar de definir los objetivos y desafíos que se proponen alcanzar.

Muchos aprovechan tomarse unas largas vacaciones en las sierras o en la costa, una pequeña escapada de unos días o estar en el hogar. Esto no es solo por gusto, es una necesidad ya que permite recuperar energías, mejorar nuestro estado de bienestar en la salud mental, además de estimular la inspiración y creatividad, aliviar el estrés y el cansancio acumulado del año pasado.

Muchas de las investigaciones demuestran que los efectos positivos de las vacaciones pueden permanecer entre 3 a 5 semanas, dependiendo principalmente cómo cada persona pasó sus vacaciones, si estuvo relajado, si disfrutó, ya que muchas veces las vacaciones pueden vivirse como unos caos.

Sin embargo, debemos dejar de asociar la felicidad o el bienestar con estar de vacaciones, ya que podemos descansar, relajarnos y despejarnos en nuestra cotidianeidad, en la rutina o en los lugares que solemos estar todos los días. Tenemos que asumir que debemos estar bien donde vivimos.

Sabemos que una vida saludable que incluya una alimentación integral y balanceada, la hidratación, un buen descanso de al menos de 7 a 9 horas y la actividad física, sin olvidar los encuentros y vínculos positivos con nuestro entorno, familiares y amigos, son indispensable para combatir el estrés y hacer frente a cada día.

Pero también existen otras fuentes para sentirse bien y recuperar energías, como los son las técnicas de relajación, entendidas como un conjunto de estrategias capaces de enfrentar trastornos psicológicos, como también recursos para hacer frente a los problemas más cotidianos, que deben ser introducidas en nuestras rutinas diarias no solo para enfrentar altas dosis de estrés y ansiedad, sino también para prevenirlas.

Implican una gran cantidad de beneficios en nuestro organismo: ayudan a conciliar el sueño, disminuye la tensión muscular, combate los pensamientos negativos, mejoran nuestra autoestima, reduce los niveles de cortisol ( hormona del estrés), nos prepara física y mentalmente para enfrentar situaciones y conflictos de una mejor manera, impacta en nuestro ánimo, humor y favorecen la aparición de emociones positivas, optimizan nuestros procesos cognitivos como la atención, la concentración, la percepción, la memoria y el aprendizaje, en líneas generales provocan una sensación de bienestar integral, en lo físico, psíquico y mental, permitiendo que podamos disfrutar aún más de la vida y desempeñarnos mejor.

Existen una gran cantidad de técnicas que son diferentes entre sí, pero comparten una característica en común que son sencillas de aplicarlas en la práctica. A continuación, mencionaremos algunas técnicas de relajación más frecuentes y conocidas:

Respiración diafragmática

Es un tipo de respiración profunda y conciente que implica usar el diafragma para poder respirar además de que participan otros músculos y órganos en este proceso fisiológico. Tenemos la costumbre de respirar con la parte alta de tórax y hace que se eleve la parte alta del mismo, clavículas y hombros y se traduce en un mayor número de respiraciones y gasto de energía, todo lo contrario de lo que hace la respiración diafragmática que hace que esa zona quede relajada. Cabe destacar que es ideal para personas que padecen trastornos de ansiedad y gran nivel de estrés ya que permite calmarnos y tener una respiración más profunda. Es aconsejable repetir esta secuencia durante 5 a 10 minutos varias veces al día para conseguir una respiración lenta, profunda y pareja.

Meditación

Consiste en un entrenamiento mental milenario del mundo oriental y que ha entrado en auge en el occidente, que nos induce a un estado de tranquilidad, relajación y silencio en nuestra mente y nos aleja de pensamientos sobre el futuro y pasado. Considerada una práctica de autocontrol y de auto-observación pasiva, en la cual, se logra un estado de conciencia en el que el pensamiento es observado, pero sin pensar, el sentimiento pero sin involucrarse en él y en ambos casos, sin responder. Algunos ejemplos son: meditación de la atención y la intención, meditación de los chakras, meditación del sonido primordial, meditación del mantra “So Hum”, entre otros.

Técnicas de visualización o imaginación guiada

Es una técnica que consisten en lograr imágenes mentales relacionadas con situaciones, sensaciones y emociones, mediante instrucciones verbales que inducen a la imaginación, para conseguir un estado de tranquilidad y relajación y un mayor control del cuerpo, la mente y las emociones, como también, efectuar cambios de comportamientos deseados

Mindfulness 

es una técnica que se ha vuelto popular en estos últimos años, que nos induce, a concentrarnos y centrar nuestra atención en el presente, en el aquí y ahora, es decir, permanecer en la realidad del presente, sin ir al pasado ni al futuro,  para frenar gran cantidad de estímulos estresantes que pasan por nuestra mente. “Mindfulness es conciencia, una conciencia que se desarrolla prestando una atención concreta, sostenida y sin juzgar al momento presente.” Jon Kabat Zinn-

Escaneo corporal o Body Scan

Es un ejercicio que tiene como objetivo desarrollar conciencia escaneando las diferentes partes del cuerpo de manera lenta, suave y sistemática, centrando la atención en las sensaciones que evoca el concentrarse en las diferentes zonas determinadas, consiguiendo una sensación de calma sobre nuestro cuerpo y mente.

 Yoga

Si bien existen varios estilos por sus formas e intensidades, el yoga es una práctica para la mente y el cuerpo que combina posturas físicas, respiración controlada y meditación o relajación, es decir, es la unión de disciplinas físicas y mentales que benefician el cuerpo y mente, alcanzado un estado de tranquilidad.

Relajación muscular progresiva. 

En una técnica que consiste tensar lentamente un grupo de músculos para luego relajarlo, ayudando a centramos entre la tensión y la relajación muscular y así tomar más conciencia sobre las sensaciones físicas.

Las técnicas de relajación están al alcance de todos, existen una gran cantidad de centros especializados, como videos tutoriales y guías para poder aprender, sin embrago, si te resulta difícil podes acudir a un instructor especializado que te ayudará a ir incorporando esta práctica a tu vida. Explorá cada una de ellas y decidí cuál incorporar a tu rutina, teniendo en cuenta cuáles son las más convenientes y beneficiosas que pueden contribuir a reducir el estrés, la ansiedad y ayudarte a disfrutar de una mejor calidad de vida para practicar periódicamente.

Provincia ART ofrece una serie de cursos de 30 minutos sobre relajación, para inscribirte hace clic acá. También podes visitar el video de “respiración diafragmática” haciendo clic acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.