Columna del Experto

CALIDAD DE AIRE INTERIOR

23/03/2022

Etiquetas: , , , , ,

* Por Jose Luis Pannunzio, Licenciado en Higiene y Seguridad – Servicios de Prevención en Provincia ART.

Un elemento esencial para conseguir la comodidad y el bienestar en los espacios que habitamos es mantener el aire interior limpio y renovado. Antes de profundizar en el tema, es importante que tengamos claro a que nos referimos cuando hablamos de “aire interior”.

Este término comprende a aquellos espacios interiores no industriales, como viviendas, oficinas y edificios de uso público. Hay que destacar que, son estos los lugares donde se pasa la mayor parte del día, por lo que la calidad del aire que respiramos en ellos tiene una incidencia directa en la salud de las personas, en especial si el aire está contaminado.

Consecuencias del aire contaminado

Preservar la salud de las personas es lo más importante cuando se trata de diseñar un espacio o vigilar la calidad y el mantenimiento de la ventilación de una vivienda o lugar de trabajo. Para tomar conciencia de ello la Organización Mundial de la salud (OMS), alerta que al año unas  3,8 millones de personas mueren prematuramente por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire interior, causada por el uso de combustibles sólidos ineficientes.

Como consecuencia de una mala calidad de aire interior, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), nos avisa que podemos tener los siguientes síntomas:

  • En la zona ocular: sequedad, picor o escozor, lagrimeo y enrojecimiento.
  • En nariz y garganta: sequedad, picor o escozor, congestión nasal, goteo nasal, estornudos, hemorragia nasal, dolor de garganta.
  • En los pulmones: opresión torácica, sensación de ahogo, sibilancias, tos seca, bronquitis.
  • En la piel: enrojecimiento, sequedad, picor generalizado y localizado.
  • En términos generales: cefaleas, debilidad, somnolencia, dificultad para concentrarse, irritabilidad, ansiedad, náuseas, mareos.

En cuanto a las afecciones más comunes, relacionadas con una mala calidad del aire, encontramos las enfermedades de carácter respiratorio:

  • Asma. Es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias y provoca episodios de estrechamiento de las vías respiratorias y obstrucción del flujo aéreo.
  • Alergias o rinitis. Especialmente relacionadas con la acumulación de ácaros, alérgenos en general y humedades.
  • EPOC. Son las siglas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Esta enfermedad provoca la obstrucción de los bronquios que generan enfisemas en el pulmón, debido a la aspiración de humo de tabaco u otras sustancias tóxicas para el ser humano.
  • Cáncer de pulmón.

A partir de aquí, podremos tomar varias acciones preventivas y correctivas, ya que conocemos las consecuencias de una mala calidad del aire interior, debido, entre otras causas a la mala o falta de ventilación, ya que nadie puede prevenirse de aquello que desconoce.

Provincia ART ofrece cursos gratuitos relacionados con la Seguridad e Higiene. Para inscribirte hace clic acá.

Referencias:

Su dirección de correo electrónico no será publicada.