Columna del Experto

CÓMO FOMENTAR UNA VIDA SALUDABLE DESDE JÓVENES

07/07/2021

Etiquetas: , , ,

*Por Gisela Pattarone, Médica – Medicina Laboral en Provincia ART.

Cuando se habla de adolescencia y juventud se hace referencia en general a una etapa de cambios, muchas veces también mencionada como “de transición”. Según la Organización Mundial de la Salud1, este grupo se comprende entre 10 y 24 años.

Como etapa de transición por el desarrollo de características físicas, psicológicas e incluso sociales y con las primeras prácticas laborales, todos estos cambios conducen un proceso de maduración y la introducción a la etapa adulta, por lo cual resulta muy importante desarrollar un estilo de vida saludable que sirva de base para alcanzar una plenitud en cada uno de los aspectos.

Una realidad observable es que los jóvenes se suelen sumar a movimientos influyentes, a tendencias que constantemente cambian, que los vuelve únicos como grupo etario y además, en muchos casos, les otorga un sentido de pertenencia como es, por ejemplo, el veganismo/vegetarianismo, la protección ambiental, animal y de producción, que involucra hasta tener en cuenta el origen alimentario de lo que consumen.

Ante esta situación surgen diferentes interrogantes:

¿Cómo fomentar principios firmes de estilo de vida saludable en un medio ambiente cambiante?

La principal respuesta implica educación y prevención a largo plazo. Es decir, promover un estilo de vida saludable que no sea una moda temporal. Que estos principios firmes proporcionen una base sobre la que cada joven pueda agregar sus creencias y gustos como ser “no consumir alimentos animales, salir a correr todos los días, trabajar la musculatura o llevar una alimentación libre de tóxicos”.

¿Qué implican los principios básicos?

Los podemos resumir en tres:

Alimentación

  • Entrenar y educar la elección temprana de los alimentos, que sea equilibrada y se adapte a los cambios corporales y a las actividades físicas que cada individuo practique.
  • Debe cubrir las necesidades de los principales componentes de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales e ingesta de líquido, potenciando las funciones antinflamatorias y preventivas de la alimentación recomendada basada en plantas y alimentos integrales2
  • Erradicar de manera temprana el concepto de dieta y fomentar la nutrición como una herramienta más de autocuidado hace que las difusiones publicitarias de tendencia, muchas veces peligrosas para la salud, sean menos influyentes.

Cuerpo

  • Desarrollar y mantener una vida activa, encontrar actividades deportivas y recreativas que se realicen por gusto.
  • Realizar actividades físicas e incorporar el concepto de descansos activos cada una o dos horas de un periodo sedentario o detrás de una pantalla.  
  • Educar el concepto del cuidado del cuerpo que habitamos, tanto por dentro y por fuera, y erradicar el concepto de “estereotipo corporal a alcanzar” implica entender que todos los cuerpos son diferentes y que son el vehículo para mantener saludable con sus características que lo hacen único.

Mente

  • Aprender a controlar el estrés y comprender la fisiología del pensamiento para transitar las etapas característicamente cambiantes lo mejor posible.
  • El desarrollo de estrategias para controlar el estrés ayuda a fluir mejor con el proceso de rumiación característico de la fisiología cerebral.
  • Poder sortear mejor la rumiación sobre hechos negativos que provoca emociones de tristeza y/o frustración así como sobre hechos futuros potencialmente negativos, lo cual provoca emociones relacionadas con un estado de ansiedad.

Resumiendo, durante una época de continuos cambios como los que ocurren en la juventud donde se suman factores externos que pueden afectar estos cambios como ser el bombardeo publicitario de modas, la oferta excesiva de alimentos pocos saludables, los cambios emocionales fruto de sentimientos como la culpabilidad, el culto al cuerpo de estereotipos irreales y diferentes hábitos sociales emergentes, resulta importante educar y entrenar hábitos saludables.

Comprender que los hábitos se asocian a actos rutinarios que se adquieren a partir de repetir conductas y en este sentido, es importante, principalmente, potenciar hábitos saludables que incidan en el bienestar físico, mental y emocional. Estos generaran una base de principios básicos que funcionar como prevención de cuidado de los factores externos y ayudan a volver consciente de porqué y para qué es importante ser saludable.

Durante el mes de julio, Provincia ART brindará capacitaciones relacionadas con la juventud y la vida sana y saludable. Para inscribirte hace clic acá.

Bibliografía

1. La salud de los jóvenes, un desafio para la sociedad, informe de un grupo de estudio de la OMS. https://apps.who.int/iris/handle/10665/36922?locale-attribute=pt&

2.International Journal for Vitamin and Nutrition Research (2008), 78, pp. 293-298. https://doi.org/10.1024/0300-9831.78.6.293.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.