Columna del Experto

La ergonomía y el género, qué tener en cuenta a la hora de diseñar puestos de trabajo

17/03/2021

Etiquetas: ,

  • Por Daiana Sotelo, ergónoma en Provincia ART


La ergonomía es la disciplina preventiva que busca adaptar los productos, las tareas, los equipos y los entornos a la capacidad y a la necesidad de las personas. Por ello es importante integrar una mirada de género en los criterios de adecuación de los entornos laborales.

Como profesionales de la prevención, es necesario conocer cuáles son los criterios que debemos tener en cuenta para realizar una evaluación ergonómica incorporando esta perspectiva:

  • Incorporar las diferencias individuales en el análisis de los puestos.
  • Adecuar los métodos de evaluación ergonómica de manera que contemplen la relación puesto/género.
  • Realizar recomendaciones pertinentes para la mejora y el diseño de los puestos, teniendo en cuenta los géneros.

El riesgo se asocia a las características de las tareas

La ergonomía tiene que cubrir todo el espectro de las necesidades humanas, independientemente del género, la edad, las características antropométricas, étnicas, etc., incorporando en las evaluaciones, los factores de riesgos como movimientos repetitivos, posturas forzadas, bipedestación, fuerzas o cargas excesivas, organización deficiente de la tarea, ya que la combinación de todos estos aspectos puede derivar en un riesgo ergonómico.

Es importante saber que los factores de riesgos no están asociados a las personas sino a las características de las tareas. Por eso el diseño del puesto debe adaptarse a las medidas de las personas.

Entre hombres y mujeres encontramos diferencias de fuerzas o de tallas, por ello cuando evaluamos lugares de trabajo nos encontramos que muchas veces el puesto o las herramientas no se adaptan a las características de las mujeres.

Es importante que las organizaciones incorporen la mirada de genero en el diseño de los puestos y que desde la ergonomía se tome en cuenta las características de los trabajadores y las trabajadoras (antropométricas, fisiológicas) en los lugares donde intervienen para ayudar a disminuir la desigualdad sistemática que sufren las mujeres a causa de sus particularidades.
Una mayor comprensión de las diferencias de sexo y de género, así como otras fuentes de diversidad, puede conducir a las organizaciones a realizar intervenciones exitosas para asegurar la salud y la seguridad de todos los trabajadores y todas las trabajadoras.

Provincia ART ofrece cursos gratuitos a sus clientes sobre ergonomía y género. Podes consultar las capacitaciones disponibles haciendo click acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.