Columna del Experto

¿QUÉ ES UN INCENDIO Y COMO PREVENIRLO?

10/08/2022

Etiquetas: , , ,

*Por José Luis Pannunzio, Licenciado en Higiene y Seguridad, Provincia ART.

En general, se trata de un fuego de grandes proporciones que se desarrolla sin control, el cual puede presentarse de manera instantánea o gradual, pudiendo provocar daños materiales, interrupción de procesos de producción, pérdidas de vidas humanas y afectación al medio ambiente. Desde la química, se puede definir como la oxidación de materiales combustibles con desprendimiento de luz y calor, y la generación de gases y humos.

Principales causas

La principal medida para prevenir cualquier incendio es controlar adecuadamente las fuentes de calor. Desde aquí vayamos a las principales causas:

  • Eléctricas: Cortocircuitos debido a cables en mal estado, enchufes rotos, líneas eléctricas sobrecargadas o mal mantenimiento de instalaciones y equipos eléctricos.
  • Cigarrillos y fósforos: Fumar en lugares de trabajo, incluso muchas personas fuman en ciertas áreas, porque no hay un cartelito que lo prohíba.
  • Líquidos inflamables/ combustibles: Su manejo inadecuado y el desconocimiento de sus propiedades son causas de muchos incendios. Muchas veces son almacenados en cualquier lugar y en cualquier recipiente. Tener en cuenta otros líquidos como los insecticidas y los diluyentes.
  • Falta de orden y limpieza: La acumulación de residuos industriales y de todo tipo en general, como ser trapos impregnados con aceites o grasas, acumulados en el área de trabajo o en medio de malezas.
  • Soldadura y corte: Por la producción de partículas o escorias de materiales derretidos.
  • Llamas abiertas: Son fuentes constantes de ignición. Se asocia principalmente a equipos que producen calor, quemadores, calentadores y estufas.
  • Otras causas varias: Entre ellas nos encontramos con fricción, electricidad estática, superficies calientes y chispas, entre otras.

Este análisis nos da algunas pautas acerca de qué hacer antes, durante y después de un incendio.

Antes, en casa:

  • Hacer revisar la instalación eléctrica por profesional habilitado.
  • No sobrecargar tomas corriente, haciendo instalar una mayor cantidad de ellos.
  • Evitar improvisar empalmes eléctricos defectuosos e inadecuados.
  • Hacer revisar el estado de tuberías y accesorios de gas, verificando condiciones de instalación y fugas.
  • Mantener fuera del alcance de niños velas, veladores, fósforos, encendedores y toda clase de material inflamable.
  • Apagá perfectamente fósforos y colillas de cigarrillos. No fumar en la cama.
  • Procurá contar con uno o más extintores en un lugar accesible, y asegúrese que esté cargado.

Antes, en el lugar de trabajo:

  • Recuerda que generalmente por descuido se puede producir un incendio. Cumplí con las medidas de seguridad establecidas.
  • No fumes en zonas restringidas, ni dentro de los ascensores.
  • Conocé la ubicación de los extintores, equipos contra incendios y alarmas, y aprenda a utilizarlos.
  • Identificá claramente las rutas de evacuación, salidas de emergencia y puntos de reunión.
  • No obstaculices las salidas de emergencia, ni los lugares donde se encuentran los equipos contra incendios.
  • Participá activamente de ejercicios y simulacros de evacuación. Hágalo responsablemente.

Durante incendios:

  • Conservá la calma, procurá tranquilizar a familiares o compañeros de trabajo.
  • Si detectas fuego, humo o calor anormales, de la voz de alarma inmediatamente.
  • Si el fuego es de origen eléctrico, no intentes apagarlo con agua.
  • Si el fuego tiende a extenderse, llama a los bomberos y seguí sus instrucciones.
  • Los fuegos generados por aceite o grasas, que ocurren generalmente en una sartén de una cocina, sofóquelos poniéndole una tapa.
  • Corta los suministros de energía eléctrica y de gas, y no abra puertas ni ventanas.
  • Si se incendia tu ropa, sofocalo cubriendo con una manta o tirate al piso rodando lentamente.
  • En caso de evacuación no pierdas tiempo buscando objetos personales, no corras, no grites ni empujes a otras personas. El pánico es el peor enemigo.
  • Si hay humo, desplázate a rastras y, de ser posible, tápate nariz y boca con un trapo húmedo.
  • No uses los ascensores. Dirigite a la puerta de salida que esté más alejada del fuego.
  • Al llegar los bomberos, infórmales si hay personas atrapadas y segui sus instrucciones.

Llegados hasta aquí, tenemos lo básico para saber que es un incendio, cuales son sus causas y que hacer antes, durante y después de un incendio, solo falta que actuemos en consecuencia, ya que nadie puede prevenirse de aquello que desconoce.

Provincia ART ofrece cursos gratuitos sobre prevención de incendios. Para inscribirte hace clic acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.