Columna del Experto

RIESGO ELÉCTRICO EN EL HOGAR

29/09/2021

Etiquetas:

* Por Jose Luis Pannunzio, Licenciado en Higiene y Seguridad – Servicios de Prevención en Provincia ART.

El riesgo de electrocución se multiplica en los hogares debido al aumento de la cantidad de utensilios, aparatos eléctricos y electrodomésticos que tenemos. Por ello es necesario conocer los peligros asociados a la instalación eléctrica, así como las medidas de prevención contra accidentes.

¿Qué es el riesgo eléctrico?

El riesgo eléctrico es la posibilidad de que suceda una descarga eléctrica, por contacto del cuerpo humano con la corriente eléctrica.

Además, los riesgos eléctricos pueden generar grandes perjuicios materiales en la vivienda, que los aparatos eléctricos dejen de funcionar, o un incendio de mayor o menor alcance. Por ello, a continuación, veamos algunas precauciones para evitar incendios, explosiones o electrocuciones.

Mantenimiento

  • Mantener en buen estado el sistema eléctrico de la vivienda haciéndola revisar o reparar por un electricista matriculado.
  • Remover el polvo que se va acumulando en la instalación y aparatos eléctricos, ya que puede ayudar a provocar un cortocircuito.
  • Evitar sobreexigir la instalación eléctrica por la incorporación de electrodomésticos, aparatos o equipos de alto consumo energético, ya que aumentan las posibilidades de incendios debido a recalentamientos.

Conexiones y cables

  • Reemplazar los cables que estén dañados o agrietados.
  • Evitar dar tirones a los cables para desenchufar cualquier aparato eléctrico. La forma adecuada es tirar desde la ficha y no desde el cable.
  • Ni las prolongaciones eléctricas, ni las “zapatillas eléctricas” deben estar conectadas en forma permanente, sino de manera ocasional.

La electricidad y el agua son enemigos

  • No usar ningún aparato eléctrico si está parado sobre una superficie húmeda o mojada.
  • Asegurarse de tener las manos secas antes de tocar una tecla, un enchufe o cualquier aparato eléctrico.
  • Nunca tocar un electrodoméstico mojado o que haya caído al agua. Primero cortar la electricidad general de la vivienda.

Electrodomésticos

  • Revisar, por electricista matriculado, los aparatos antiguos, ya que algunos pueden no cumplir con las normas de seguridad eléctrica más recientes.
  • Si un electrodoméstico huele a quemado, desconectarlo y llevarlo a algún service para que lo revise y repare.
  • Los electrodomésticos de mayor consumo como heladera, lavarropas y aire acondicionado deben conectarse en un tomacorriente individual, reforzado.

Alfombras, cortinas, ropas y telas

  • No instalar cables eléctricos debajo de alfombras.
  • Es recomendable que los tomacorrientes estén distanciados de las cortinas.
  • Cualquier aparato eléctrico puede comenzar un incendio si entra en contacto con materiales combustibles como sábanas, toallas, ropas y telas en general.

En caso de incendio

  • No usar agua para apagar un incendio o fuego en un aparato eléctrico o cerca del mismo.
  • Utilizar un extintor de “clase C”.
  • Y, escapar de la vivienda, haciendo que todos salgan de la misma, para luego llamar a los bomberos y la policía.

Recordatorio importante

  • Adquirir aparatos y equipos aprobados por normas de seguridad vigentes, ya que estos son probados en laboratorios especializados en seguridad eléctrica.
  • Es recomendable la instalación de sistemas de detección de humos.

Si llegó hasta aquí y leyó esta nota técnica atentamente, dedujo que nadie puede prevenirse de aquello que desconoce.

Provincia ART ofrece material descargable sobre riesgos eléctricos. Para acceder hace clic acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.