Columna del Experto

SOLUCIONES DE VENTILACIÓN PARA EDIFICIOS

20/04/2022

Etiquetas: , , ,

*Por José Luis Pannunzio, Licenciado en Higiene y Seguridad, preventor en Provincia ART. 

La principal medida para obtener una calidad de aire interior adecuada es mantener una buena ventilación de los edificios lo que permite minimizar la concentración de los contaminantes presentes en su interior. 

Para resolver cierto tipo de problemáticas de contaminación exterior, además se pueden emplear soluciones como utilizar módulos de filtrado que se integren dentro del sistema de ventilación. Estos módulos de filtración pueden disponer de una o de múltiples etapas: 

  • Prefiltración de partículas más gruesas. 
  • Una primera etapa de tipo químico (habitualmente de carbón activo) para la eliminación de gases y VOCs. 
  • Una segunda etapa de filtración de partículas PMs mediante microfiltros de elevada eficiencia. 

Así, con la extracción del aire viciado interior y la inyección de aire filtrado del exterior, se asegura que las personas se encuentren en un espacio óptimo. 

Los purificadores de aire 

Los purificadores de aire son dispositivos que se encargan de controlar la calidad del aire interior, filtrando las partículas dañinas para la salud como podrían ser bacterias, ácaros o mohos y humedades. Hay diferentes tipos de purificadores: 

  • Filtros básicos. Fabricados espuma, algodón, fibra de vidrio, etc. Habitualmente lavables o intercambiables. 
  • Filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air). Gracias a su malla de fibras de alta eficiencia, este tipo de filtros es perfecto para evitar el paso de contaminantes y partículas de aire pequeñas. 
  • Purificador de rayos ultravioleta (UV). Está basado en la tecnología de la radiación ultravioleta y está diseñado para destruir bacterias, gérmenes y virus en el aire.  
  • Ionizador de aire. Crea iones negativos, mediante un proceso en el que carga eléctricamente moléculas de los gases del aire, y por tanto atrae estas partículas molestas y dañinas para la salud. 

Los purificadores de aire cuentan con la gran ventaja de no necesitar de grandes obras para su instalación, por lo que son muy versátiles a la hora de responder con agilidad ante nuevas necesidades.  

Su uso es apto tanto para espacios residenciales, comerciales y algunos industriales. Entre los más frecuentes se encuentran: oficinas, establecimientos comerciales, hoteles, hospitales, laboratorios o locales destinados a trabajos de pintura, soldadura, etc. 

La calidad del aire interior en los hogares 

Es importante tener presente que, por norma general, el aire interior se encuentra más contaminado que el aire exterior. La falta de una ventilación adecuada, la actividad de los habitantes del espacio y los compuestos orgánicos volátiles que desprenden los materiales de construcción o productos químicos son los causantes de esta afirmación.  

Los sistemas de Ventilación Mecánica Controlada en las viviendas 

Para evitar problemas de aire viciado es recomendable disponer de un buen sistema de ventilación mecánica que permita reducir el nivel de contaminantes del aire interior.  

Los sistemas de Ventilación Mecánica Controlada ofrecen un amplio abanico de soluciones tecnológicas y constructivas para su implantación en todo tipo de viviendas.  

La ventilación mecánica puede realizarse de dos formas: por extracción mecánica y admisión natural (sistema de simple flujo) o por extracción y admisión mecánica (sistemas de doble flujo): 

  • Sistemas de ventilación mecánica de simple flujo. La entrada de aire se produce a través de rejillas situadas en las fachadas, mientras que la extracción se realiza a través de un ventilador. Estos sistemas cuentan con una red de conductos que permiten conducir el aire viciado desde el interior de la vivienda hacia el exterior.  
  • Sistemas de ventilación mecánica de doble flujo. Permiten obtener una máxima eficiencia, asegurando la filtración de aire y el aislamiento de la vivienda.  
     

Los sistemas de doble flujo realizan tanto la extracción como la inyección del aire de manera mecánica, utilizando una red de conductos para distribuir el aire por la vivienda.   

Las principales ventajas de los sistemas de ventilación mecánica de doble flujo son: 

  • Una mayor eficiencia energética al realizar un uso inteligente de la energía que nos permite reducir el uso de aparatos de climatización. 
  • Mejora del confort térmico, al atemperar el aire de impulsión en el recuperador de calor. 
  • Proporcionan una elevada calidad del aire interior gracias a la incorporación de filtros. 
  • Mejora el confort acústico, ya que, al no haber entradas de aire en la fachada, el aislamiento acústico es mayor.  
     

Estos sistemas (al igual que el resto de los sistemas de ventilación) contribuyen a evitar problemas de humedad, condensación y moho. 

Estrategias para respirar aire limpio en los hogares 

El sistema de ventilación de un hogar cumple un papel fundamental en la renovación del aire que, además, se puede complementar con acciones sencillas como: 

  • Evitar acciones que aumenten el porcentaje de humedad, como el secado de la ropa en el interior de la vivienda. 
  • Usar aspiradores para eliminar la acumulación del polvo y los purificadores de aire para eliminar ácaros y mohos. 
  • Limitar el uso de productos químicos de limpieza. 
  • Evitar el uso de velas o fumar en el interior de la vivienda. 
  • Quitar alfombras siempre que sea posible. De no ser así, es recomendable limpiarlas de manera frecuente.  
  • Las plantas naturales, que tienen una actividad de filtrado de contaminantes. 
  • Asegurar el buen estado y realizar un mantenimiento frecuente de los sistemas de extracción o campanas.  
  • En aquellas viviendas sin un sistema de ventilación ad hoc,  realizar una ventilación natural, creando una corriente interior para que la renovación del aire sea más efectiva. 

Provincia ART ofrece capacitaciones relacionadas con la Higiene y seguridad en el trabajo. para conocer el calendario completo hace clic acá.

Referencias: 

Su dirección de correo electrónico no será publicada.