Bienestar

DEPRESIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL

13/01/2022

Etiquetas:

*Por Ezequiel Dominguez, Lic. en RRLL, especialista en RSE y factores de riesgo psicosociales en el trabajo e Instructor de meditación en Provincia ART.

El 13 de enero se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión según la Organización Mundial de la Salud, una problemática de gran importancia ya que se estima que en 2030, la depresión se convertirá en la enfermedad que más padecerán los seres humanos, superando al cáncer y los trastornos cardiovasculares. Según la Organización Panamericana de la Salud, la depresión es una enfermedad grave y puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es recurrente y de intensidad moderada a grave, interfiriendo con la vida diaria, con la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida.

Los datos más relevantes que destaca la OMS son:

  • La depresión es un trastorno mental común. A escala mundial, aproximadamente 280 millones de personas tienen depresión.
  • La depresión es causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos.
  • La depresión supone una afectación global y no solo en el estado de ánimo
  • La depresión puede llevar al suicidio.
  • Hay tratamientos eficaces para la depresión, ya sea leve, moderada o grave.

La depresión es una enfermedad con síntomas que afectan todas las esferas de la vida. La gravedad, frecuencia y duración de los ellos varía dependiendo de la persona y su enfermedad en particular.

El síntoma central es del ánimo, caracterizado por una profunda tristeza, sensación de vacío, angustia, un excesivo sentimiento de culpa, baja autoestima, falta de esperanza en el futuro, auto reproche, desvalorización, llanto espontáneo, irritabilidad,  disminución o aumento del apetito, aumento o descenso de peso, disminución del sueño (insomnio), sensación de cansancio, falta de energía, desestabilidad, con una pérdida de la capacidad de disfrute, del placer e interés de aquellas actividades que anteriormente no lo eran. La persona se aísla del entorno y presenta afecciones cognitivas como dificultad para la concentración, la atención, la memoria y la aparición de pensamientos de muerte e ideas de suicidio. En el peor de los casos puede incluso llevar al él.

La depresión es una enfermedad que ha crecido dentro de la población, y se ha incrementado aún más producto de la pandemia, por eso es importante que las empresas y organizaciones promuevan un ambiente saludable, entrenando y concientizando al personal.

Señales que pueden ser indicios de que el trabajador esté padeciendo depresión:

  • Ausentismo: es probable que el trabajador se reporte enfermo con una gran frecuencia, como también presente excusas para justificar no concurrir. También se caracteriza por llegar tarde.
  • Afecciones a nivel cognitivo: es habitual que un trabajador en estado de depresión tenga inconvenientes para concentrarse, prestar atención y se lo ve confundido y más distraído que de costumbre.
  • Dificultad para alcanzar los objetivos de su puesto: comienza a disminuir su productividad y eficacia. El rendimiento que antes tenía se ve afectado por no terminar las tareas a tiempo, entregarlas incompletas, no alcanzar las metas previstas por la organización, gran cantidad de fallas y errores, lentitud que afectan su desempeño.
  • Falta de energía: un indicador puede ser la frecuencia en notarlo fatigado, cansado todo el tiempo, con poco interés y motivación.
  • Disminución de las habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones
  • Procrastinación ante las fechas de entrega
  • Evita reunirse y el contacto con su equipo, es menos participativo y está muy callado que de costumbre.

¿Cómo acompañar a los trabajadores y promover la salud mental?

A continuación, presentaremos algunos consejos:

  • Psicoeducación: Es fundamental proporcionar información exacta del tema basados en evidencia científica actual, se debe capacitar en el tema depresión a todo el personal como cualquier otra enfermedad, como la diabetes o la hipertensión, como también, de otros trastornos mentales. Abordar acerca de la enfermedad, los síntomas, como detectar o ayudar a quien lo padece y que hacer en caso de que padezca esa enfermedad. Uno de los principales objetivos de la capacitación es que, bajo ningún concepto, estigmatizar a aquellos que padecen depresión.
  • Generar un espacio de comunicación cálido y confiable: Los líderes deben ser capaces de generar un clima propicio para que los trabajadores tengan la confianza de acudir a ellos y contarles que han sido diagnosticados o están tratamiento psiquiátrico. Pero, además, deben tener la capacidad de poder identificar aquellos colaboradores que puedan estar sufriendo una depresión. Es importante darles a los líderes las herramientas para abordar estas situaciones.
  • Definir una ruta de acción: Las empresas, tienen la oportunidad de tomar un papel activo y atento para guiar y acompañar a los trabajadores con depresión estableciendo una ruta de acción.
  • Permitir un horario flexible: Las personas con depresión suelen tener problemas para conciliar el sueño o pueden dormir demasiado, es importante aplicar un horario flexible porque pueden llegar tarde o pueden solicitar modificar el horario.
  • Simplifica el alcance del trabajo y fechas de entrega: Los empleados deprimidos pueden sentirse agotados o colapsados por sus tareas, principalmente porque se ve afectada la función cognitiva. Es importante que los líderes ayuden a simplificar grandes proyectos, en tareas más pequeñas, así el trabajador no se sentirá tan presionado, alcanzará las metas más fácilmente y se sentirá más productivo. A la vez establecer fechas de entrega posibles y alcanzables a la situación particular.
  • Centrarse en los resultados positivos y criticar menos: Es muy probable que el trabajador deprimido no tenga el mejor desempeño, bajo ningún concepto se les debe llamar la atención, ni critica, ya que al ser tan autocríticos afecta más su confianza y desempeño. Lo aconsejable es ayudarlos, apoyarlos y destacar los logros.

Servicios de salud laboral

Los servicios de salud laboral internos de las empresas tiene un rol fundamental en acompañamiento de trabajadores con trastornos mentales como problemas personales. Pueden orientarlos a buscar ayuda profesional, apoyarlos en el momento del tratamiento y acompañarlos en el retorno. Pero no todas las empresas cuentan con este servicio, para esos casos es conveniente designar a un colaborador interno (habitualmente de RRHH) que puede desde el conocimiento y la empatía orientar y abordar estos casos.

Clima laboral donde se desempeña

Es importante tener cuenta, cómo es el clima donde se desempeña el trabajador. La depresión puede ser causada por el trabajo en climas hostiles de acoso laboral, amenazas, intimidación, discriminación y malos tratos y estará determinado por el tiempo y la frecuencia.

Es fundamental detectar a tiempo y acompañar al trabajador en el transcurso de esa situación o de otros trastornos mentales. Desde las empresas, mientras mayor sea la conciencia social sobre la depresión por medio de actividades formativas, mayor será la empatía hacia las personas que la sufren, generando un clima cálido y de confianza, en que el trabajador pueda hablar de su padecer.

Provincia ART ofrece capacitaciones gratuitas relacionadas con el bienestar psicosocial. Para acceder al calendario e inscribirte, hace clic acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.