Bienestar

¿QUÉ MUNDO VAMOS A DEJAR A LAS GENERACIONES FUTURAS?

23/11/2021

Etiquetas:

* Por Ezequiel Dominguez, Lic. en Relaciones laborales y especialista en RSE y en factores de riesgos psicosociales– Prevención en Provincia ART.

Conmemoración al Día Internacional del Aire Puro

Muchas veces nos ponemos a pensar en el futuro de nuestros hijos, sobrinos, ahijados, es decir, las próximas generaciones. Por medio de la educación transmitimos valores y principios esenciales, comportamientos y conductas esperables, los guiamos para que sean capaces de sacar todo su potencial, lo mejor de sí mismos, los orientamos hacia propósitos nobles para que se desenvuelvan en la vida, que aporten a la sociedad y sean felices. Sin embargo, no nos ponemos a pensar acerca del planeta que les dejamos ¿cómo será en ese futuro?

Por medio de las actividades de los seres humanos en la sociedad, se introducen en el aire sustancias contaminantes que provoca alteraciones en la atmósfera como el smog despedido por los automóviles, los gases emitidos en la descomposición de los desechos que encuentran en basurales a cielo abierto, los incendios forestales, la industrialización, el uso de productos con altos contenidos de químicos y el humo de los cigarrillos.

Las actividades anteriormente nombradas afectan la salud de las personas y son más susceptibles de perjudicarse aquellas con enfermedades preexsistentes como el asma, enfermedades pulmonares y cardíacas. Las consecuencias de la contaminación van desde el deterioro de la salud, problemas cardiovasculares, conjuntivitis, enfermedades bronquiales, como también el proceso evolutivo de las plantas, la atmósfera y los problemas ambientales como el smog, la lluvia ácida, la disminución de la capa de ozono, el recalentamiento global, el efecto invernadero, entre otros.

El Día Internacional del Aire Puro

El Día Internacional del Aire Puro fue instituido en 1977 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se celebra todos los años, el tercer jueves de noviembre, siendo este año el 18 de noviembre. Esta celebración surge debido a la preocupación que existe por la contaminación y el deterioro del medio ambiente que afecta la salud de las personas y los ecosistemas principalmente en las grandes ciudades industrializadas.

Cuando hablamos de aire puro nos referimos a la mezcla de Nitrógeno y Oxigeno como elementos básicos (99%) y el resto de gases nobles.  Lograr un aire puro, limpio de impurezas y de contaminación parece una tarea casi imposible, sin embargo, a lo largo de los años, producto de mejoras en los procesos y la concientización de la población, se logró frenar la evolución de la contaminación, pero aun así queda mucho por trabajar.

El tabaquismo es la primera causa de muerte prematura, prevenible y evitable.

En estos últimos años, ha tomado mucha relevancia el tabaquismo, que no afecta solo al fumador sino también a todo su entorno. Cada vez que una persona enciende un cigarrillo, afecta su salud y contamina el aire que todos respiramos, siendo el humo del tabaco uno de los grandes contaminantes del medio ambiente.

El tabaquismo es la primera causa de muerte prematura, prevenible y evitable. Antes se decía que era un vicio y un hábito, pero en la actualidad hablamos de una enfermedad crónica, recurrente y sostenida por una triple dependencia química, psicológica y social.

En la República Argentina mueren 40.000 personas al año por el tabaquismo, de esa cantidad 6.000 son fumadores pasivos, es decir aquellos que están expuestos involuntariamente, al humo del cigarrillo, en el hogar o lugares cerrados, a mayor exposición mayor riesgo de daño, ya que el cigarrillo genera graves consecuencias tanto en fumadores, como no fumadores, debido a que las sustancias que componen los cigarrillos permanecen en el ambiente, durante 20 días, aproximadamente.

El tabaco contiene más de 7500 sustancias, muchas son tóxicas y unas 60 producen cáncer, pero también cabe destacar que el aerosol que liberan los cigarrillos electrónicos también contiene sustancias peligrosas.

La Importancia de los ambientes cerrados libres de humo

El humo de cigarrillo es el principal contaminante de los ambientes cerrados, causando enfermedad y muerte a millones de personas en todo el mundo.  Por eso, la ley 26.687 propone la protección ambiental contra el humo del tabaco, además de poner límites al consumo, la publicidad y promoción por cualquier medio de comunicación o difusión, además de limitaciones en las ventas.

En su artículo 23, se prohíbe fumar en lugares cerrados: de acceso público, de trabajos, de centros de enseñanza de cualquier nivel, establecimientos de guarda, atención e internación de niños y de adultos en hogares para ancianos, en medios de transporte público de pasajeros, entre otros, en líneas generales cualquier otro espacio cerrado destinado al acceso de público, en forma libre o restringida, paga o gratuita.

Si bien, la ley ayuda a disminuir el consumo y la concientización por medio de actividades y prácticas de organismos públicos y privados, no es suficiente. Es importante concientizarnos del daño que causa y trabajar en la cesación tabáquica, entenderla no como un acto puntual sino todo un proceso de cambio de actitud y comportamiento hasta el abandono, durante este proceso el fumador pasa por diferentes fases o etapas.

Se debe apoyar a los fumadores para que dejen de fumar al margen de que forme parte de la agenda sanitaria mundial, hay que entender que es una enfermedad adictiva, recurrente y recidivante. Si bien pueden tener la iniciativa y motivación para dejar de fumar, suele haber recaídas y no todos logran la cesación del tabaco. Del 98% de personas que dejan de fumar sin ayuda, vuelven a reincidir dentro del año. De 100 personas que dejan de fumar, al año llegan a un 3 al 5% sin ayuda ni tratamiento, quedando un porcentaje muy alto de personas que no pueden dejar es por su alta adicción o comorbilidad con otras patologías Por medio de un tratamiento farmacológico y terapia cognitivo conductual puede aumentar del 40% al 80% según lo intensivo del tratamiento.

Es importante solicitar ayuda profesional y contactarse con los distintos organismos públicos para solicitar información y acceder a los Programa de Prevención y Control del Tabaquismo de su región. Existen una gran cantidad de consultorios en el país para pedir ayuda, de modo privado y/o gratuito.

Recordemos que la vía área solo está preparada para recibir aire limpio y puro, cualquier otra cosa que le introduzcamos la daña. El aire es un bien común que compartimos todos, precisamente por este motivo tenemos que aprender a valorarlo y esforzarnos por cuidar el medio ambiente, para dejarles a las futuras generaciones un planeta libre de contaminación.

Provincia ART ofrece material descargable gratuito relacionado con el cuidado de la salud, para acceder a ellos hace clic acá.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.