Técnicas de prevención

LOS DOCENTES Y SU ROL EN LA PREVENCIÓN

09/09/2021

Etiquetas: ,

La educación tiene un lugar preponderante en la promoción de la salud y en ese sentido, se hace primordial a la hora de difundir la cultura preventiva desde temprana edad entre quienes serán, en un futuro, las personas trabajadoras.

En el recientemente publicado artículo “El Rol del Docente en esta Época Histórica”, se abordaron los desafíos que implicó la pandemia del COVID para la comunidad educativa y cómo -ahora desde la virtualidad- los y las docentes se acercaron mucho más al alumnado y a sus familias. En esta oportunidad, abordaremos otro de los aspectos que cobró destacada relevancia durante este particular contexto: la enseñanza de la prevención y las medidas de autocuidado.

En el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio, los estados, las comunidades científicas y diferentes organizaciones de la sociedad civil, pusieron a disposición de las familias y los docentes, distintos materiales de difusión, recursos didácticos y guías de actuación vinculados a la prevención del virus y la contención social y emocional de los niños y niñas. En dichos contenidos, aquellos sobre “el lavado de manos” adquirieron especial relevancia.

Cabe destacar además que existe, en Argentina, la Ley de Promoción y Capacitación en las Técnicas de Reanimación Cardiopulmonar Básicas, cuyo fin es “capacitar en la atención primaria básica del paro cardiorrespiratorio para prevenir el acontecimiento de muertes evitables en el ámbito extrahospitalario a los estudiantes del nivel medio y del nivel superior”.

Además, por ejemplo, en la Provincia de Buenos Aires, forma parte de la matrícula la materia Salud y Adolescencia, que se dicta en el nivel primario y en cuyo diseño curricular, se destaca la necesidad asegurar “los conocimientos y las herramientas necesarias para dar cabal cumplimiento a los tres fines de este nivel de enseñanza: la formación de ciudadanos y ciudadanas, la preparación para el mundo del trabajo y para la continuación de estudios superiores”[1].

Según el reporte “Educación Común: Matrícula”, del Ministerio de Educación de la Nación, en 2018 eran más de 11.4 millones los alumnos y las alumnas registrados en todo el país, en todos los niveles. Así se explica el poder multiplicador de la Escuela en la promoción de la salud, como concepto integral y holístico que excede los aspectos biológicos, siendo un contenido transversal del Sistema Educativo en todos sus niveles y modalidades.


[1] Fuente: Diseño Curricular para la Educación Secundaria – Salud y Adolescencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.